Bailemos tambores: San Millán: canto, humildad y tambores



Listo, ya hicimos el viaje a San Millán, la ida, el sábado salimos a las 6:45 am de Caracas y volvimos ayer saliendo a las 8 am de allá. No encontramos ninguna cola ni nada por el estilo afortunadamente, lo único desagradable fueron nuestros encuentros con los salvajes del volante o llamados también VPI por El Amargado. En fin...llegamos a San Millán a La Casa del Tambor que es el sitio en donde por ya casi 30 años Hermán Villanueva y su esposa Nancy han realizado una increíble labor de difusión y proyección de los tambores. Este tambor es el más conocido y difundido en Venezuela. Llegamos al sitio luego de por supuesto echarnos nuestra acostumbrada perdida y estaban terminando las sesiones de percusión, varias personas estaban en el taller, entre ellas un niño que no llegará a los 12 años tocando mejor que nadie. Allí vimos los distintos tambores y el Señor Hermán comentó sobre la importancia de aprender los ritmos en el sitio donde realmente se tocan para poder realizar bien el trabajo de difusión. Este señor es un verdadero líder en su comunidad, cuando estaban haciendo un repaso en plena calle y a pleno sol!, cualquier niño o joven que pasara por allí él le decía "mira ven para acá para que hagas palo..." o "mira tu vente para que te cantes un golpe..." y los niños iban y se montaban a tocar o a cantar, increíble!!!. Este es un señor muy estricto pero a la vez humildísimo y amabilísimo, nos recibió en su casa en donde vimos varios videos de presentaciones de su grupo y giras a otros países. Su esposa Nancy, excelente cantadora, nos habló y enseñó varios ejemplos de cantos de San Millán (sirenas, tonos, salve). Dormimos en su casa una noche y nos trataron de lo mejor. Estas son personas amantes de lo que hacen y trabajan seriamente en el desarrollo y la difusión de su cultura y sobre todo en su enseñanza a los niños, eso para el señor Villanueva es lo fundamental de su trabajo y considera que debería ser lo fundamental para cualquier trabajador de la cultura. El señor es de verdad admirable.

Aprendimos algunas diferencias con respecto a como se toca el San Millán en Caracas y la nueva tendencia de utilizar charrasca metálica (como la de gaita) en este tambor, eso por su influencia muy marcada de la música antillana (Dominicana, Arubana, Curazoleña, etc). Como podrán escuchar, el tambor de San Millán tiene la particularidad en su rítmica de que hace como una pausa (escúchenlo y comparen con el de Aragua para encontrar esa diferencia), mientras que los otros son más "corridos", además este tambor utiliza un cumaco (tambor largo que se tira en el suelo) y por lo menos tres "clarines" (tambores cortos de sonido más agudo que se coloca entre las piernas), los cuales en un momento en el toque improvisan y "descargan". En este ejemplo se comienza con un sangueo que es el golpe más lento para pasear al santo (San Juan) y luego arranca un golpe de tambor al estilo caraqueño. A bailar!!!


Sangueo y golpe de San Millán - Folklore venezolano

Powered by Castpost

8 comentarios:

maria caraota dijo...

ay le le le ave maria :D toy feliz jeje

Nelson dijo...

Que vida tan dura la de viajar, conocer, pasear y disfrutar..

En lo cierto con la percusion, esta da ritmos y cadencias que varina segun la temporada el territorio y el tiempo.

Esa imagen de la calle lanceros, motivo de inspiracion para muchos pintores venezolanps es una de las bella tradiciones arquitectonicas que quedan en nuestro pais..

Buen post, gracias por compartir.

Saludos

Nelson

Edén del Vainero Psicosocial. dijo...

Hola Petrusco. Que bueno que te hayas divertido en tu viaje de estudio de los tambores.
Tienes mucha razón, escuchando tus link de los tambores de Aragua y los de San Millán, se nota una diferencia entre ellos. El primero lo siento más veloz, pero, no obstante, el segundo parece más enérgico.
Es interesante, saber que estos ritmos, dependen muchísimo de las costumbres y culturas propias de quienes los interpretan y los bailan.
Muy interesante.
Un abrazo.

123 dijo...

PETRUSCO, ME ESTOY VOLVIENDO ADICTA A TU BLOG!!!!!!

Entre la música brasilera y los diferentes toques de tambores, me estoy volviendo loca por tu blog. De verdad q' me facinan tus posts y la musica. ¡SIGUE ASI!

Bye bye ;)

Phases Moon dijo...

EEEPPAAAA que rico vale!!!! a mi me encanta venir pa´ca porque siempre termino brincando sobre el escritorio.... me imagino que disfrutaste muchísimo lo de los niñitos, porque sin duda esa fue una de las mejores cosas. Sembrarles desde pequeños la semillita del amor a la música es una excelente forma de hacerlos amar la cultura, y lo mejor de todo, LO NUESTRO, LO QUE NOS CARACTERIZA COMO VENEZOLANOS.
Un abrazote....
P.D.: allá te dejé colgando un mensaje (complaciendo tu petición) está en el de la libreta.

Anónimo dijo...

elio es lo maximo

Anónimo dijo...

san millan es lo maximo los tambores su gentes soy tamborero yo vicitemos a san millan y nos traimos un reuerdo demaciado somos el grupo riberas del neveri somos: elio,junior,jose,reinaldo,jabiel, nenei lo mas vello la directora:**Rosa Chirapa**

Angel dijo...

Muy buena la descripcion de la experiencia en San Millan. Sugiero que añadas que el golpe trancao que suena, luego del sangueo, se llama "Voy a la iglesia a rezar", cuyo autor es Wilfredo Mendoza, cultor urbano de Las Lomas de Urdaneta, en Caracas, y lo interpreta el grupo Convenezuela, tambien de Caracas. Saludos. Angel Palacios T.